Evaluación de Impacto integral de los centros barriales del Hogar de Cristo

El 23 de febrero, en la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, ubicada en la villa 21-24 de Buenos Aires, se presentó el Informe “Evaluación del impacto integral de los Centros Barriales del Hogar de Cristo”. El evento fue transmitido en directo por streaming y contó con la participación de numerosos periodistas y personas relacionadas con la tarea de los Hogares.

Dicho informe muestra los resultados del profundo trabajo de investigación realizado en el marco de un convenio entre el Departamento de Investigación Francisco Valsecchi de la Facultad de Ciencias Económicas de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) y la Federación Familia Grande Hogar de Cristo con la participación de un equipo interdisciplinario e interinstitucional.

El trabajo fue dirigido por la Dra. Ann Elizabeth Mitchell, Titular de Desarrollo Social en esa Facultad, que se especializa en el análisis de diversos temas sociales como pobreza multidimensional, condiciones de vida en asentamientos informales e impacto de programas sociales. Ha publicado numerosos estudios en revistas académicas nacionales e internacionales y trabaja con la Fundación Banco de Alimentos de Buenos Aires desde su creación en 2001.

 

Algunos resultados del informe

¿Qué cambios positivos se registraron en las vidas de las personas que pasaron por los centros barriales del Hogar de Cristo?

La investigación muestra que los cambios positivos más prevalentes entre las personas acompañadas por los equipos de los Hogares son: la reducción del consumo de sustancias psicoactivas, avances en la satisfacción de las necesidades básicas en alimentación y vivienda, mejoras en el cuidado personal y en la atención médica recibida, el aumento de la autoestima y el fortalecimiento de los vínculos con las personas en el entorno y con la familia.  

En las seis dimensiones analizadas —satisfacción de necesidades básicas, salud, relaciones, situación judicial, educación y trabajo—: el 94% mejoró su alimentación, el 50% su situación habitacional, el 90% su cuidado personal, 79% redujo la frecuencia en el consumo, el 64% mejoró su autoestima y 56% su relación con el entorno, 64% aumentó el interés por estudiar, 44% mejoró su situación económica. 

El estudio expresa que “se presenta clara evidencia de la efectividad del abordaje integral propuesto por el Hogar de Cristo y la interconexión entre las múltiples dimensiones de la vida y la necesidad de desarrollar políticas de prevención y tratamiento de adicciones y en otras áreas de acompañamiento a las familias que viven en los barrios populares que actúan simultáneamente sobre las dimensiones educativas, ocupacionales, sanitarias y relacionales”.

Se debe tener presente que la organización trabaja con personas que llegan en situación de vulnerabilidad extrema. Al momento de iniciar su vínculo con el centro barrial, 1 de cada 4 personas vivía en situación de calle, 8 de cada 10 vivía en una villa o un asentamiento, 9 de cada 10 no había completado el nivel secundario y la mitad consumía más de una droga.  

Un elemento clave que se destaca en el estudio es la inserción de los Centros en las comunidades barriales. Los participantes entrevistados indicaron que valoraban mucho esta inserción en los barrios y la libertad de movimiento que ofrecen. Otro aspecto clave es la dimensión relacional. Los centros barriales del Hogar de Cristo priorizan la construcción de lazos afectivos y de confianza, crean un entorno en el cual las personas pueden hablar sobre las experiencias vividas, lo que suele ser un paso importante en su recuperación. A su vez, la reducción del consumo actúa como motor de cambio en la reconstrucción de vínculos con la familia y con el vecindario.

 

La presentación

En la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, cumpliendo estrictamente las normas sanitarias establecidas, participaron presencialmente autoridades nacionales y del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, además de referentes de los espacios del Hogar de Cristo, tales como Matías Dalla Fontana, subsecretario de Prevención, Investigación y Estadísticas en Materia de Drogas de SeDroNar; Noelia Straface, coordinadora nacional de Acompañamiento y Seguimiento de Dispositivos de Atención Comunitaria de SeDroNar; Jazmín Lerner, subsecretaria de Fortalecimiento Personal, Familiar y Comunitario de CABA; Jesica Suárez, Directora General de Políticas Sociales en Adicciones de CABA; Pablo Vidal, referente de la Federación de la Familia Grande del Hogar de Cristo en Cáritas Argentina.

El encuentro fue abierto por el padre Lorenzo “Toto” De Vedia, párroco anfitrión de Caacupé, y fue coordinado por Nicolás Meyer, Director Ejecutivo de Cáritas Argentina. La presentación fue realizada por la Dra. Ann Mitchell.

Además, participaron como comentaristas la Dra. Ana Clara Camarotti, socióloga, docente, investigadora y consultora externa para la OEA, quien acompaña el trabajo de los Hogares de Cristo desde sus primeros años; y el padre José María “Pepe” Di Paola, presidente de la Federación del Hogar de Cristo en Argentina e integrante la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones de la Conferencia Episcopal Argentina y del Equipo de Sacerdotes de Villas de CABA y GBA.

 

Vínculos para más información

– El libro “Evaluación de Impacto integral de los centros barriales del Hogar de Cristo” será publicado próximamente por Editorial Santa María.

Ofrecemos un adelanto del capítulo 1: [Aquí]

– Para ver la presentación completa del informe y los aportes de los comentaristas: [Aquí]

– Para conocer qué es un Hogar de Cristo se puede ver el siguiente video: [Aquí]