La solidaridad empieza por dar

Cáritas rinde cuenta de su Colecta Anual

En el Día de la Solidaridad, el 26 de agosto, Cáritas Argentina informó que, en su tradicional Colecta Anual realizada el 9 y 10 de junio pasados bajo el lema “La solidaridad empieza por dar”, se recaudó en todo el país la suma de $ 91.604.677,68. Esta cifra representa un aumento del 18% respecto a lo recaudado el año anterior.

El dinero recibido permite sostener a lo largo del año numerosos proyectos de promoción humana y ayuda inmediata que se llevan adelante en todo el país. En este sentido, cabe destacar que el destino de estos fondos se informa anualmente a la sociedad a través de la correspondiente rendición. Pueden citarse, como ejemplos concretos, algunas de las iniciativas desarrolladas por Cáritas en 2017:

- Primera Infancia: asumiendo el compromiso con el cuidado de la vida, el Programa Primera Infancia formó 44 capacitadores diocesanos y 367 líderes barriales que acompañaron a 669 familias, 163 embarazadas y 983 niños y niñas de barrios postergados.

- Programa -9 +6: este programa, que se desarrolla desde hace más de 10 años, promueve el cuidado de embarazadas y madres de niños pequeños que viven en situación de pobreza,  capacitándolas para que sepan atender adecuadamente la salud y

 la alimentación de sus hijos. Ya se ha involucrado la participación de 2.965 madres en todo el país, beneficiando a 12.750 niños.

- Merienda reforzada: como parte de la ayuda inmediata que brinda Cáritas, en espacios educativos de 37 diócesis se ofrecen “meriendas reforzadas” (capaces de suplir una cena) para 12.056 niños procedentes de hogares de muy bajos recursos.

- Adicciones: Cáritas, junto a la Pastoral de Drogadependencia y la Familia Grande Hogar de Cristo, integra una red para el abordaje pastoral y comunitario de las adicciones que alcanza a más de 10.000 personas entre participantes, voluntarios y profesionales, a través de 82 centros en todo el país. Para el fortalecimiento de la red se realizó 1 encuentro nacional, 10 encuentros presenciales en la sede de Cáritas, 6 encuentros regionales, 15 diocesanos y 40 misionales. Además, se concretó el Proyecto Escuela con 700 alumnos virtuales, se realizaron 40 pasantías y más de 60 capacitaciones en territorio.

- Educación: se acompañaron 194 espacios socio-educativos, que involucró el trabajo de más de 1500 voluntarios en las zonas más vulnerables del país. Se sostuvieron más de 2600 becas y se acompañó con talleres y capacitaciones a 7.325 familias. Los destinatarios directos e indirectos de esta iniciativa se estiman en 40.000 personas, entre menores y adultos.

- Trabajo: a través de su Red Ecosol (Economía Social y Solidaria) Cáritas promueve una forma de economía inclusiva, centrada en el cuidado de la vida y de la “casa común”. En 2017 se desarrollaron 27 proyectos, con beneficio directo o indirecto en más de 5.800 personas. Se llevaron adelante micro créditos para emprendimientos, formación para producción y comercialización a emprendedores y capacitación en oficios.

- Vivienda: se trabajaron 28 proyectos del Programa de autoconstrucción asistida y participativa por esfuerzo propio y ayuda mutua y se inauguraron 434 nuevos hogares. De este modo, unas 2.600 personas accedieron a su casa definitiva.

- Capacitación y educación no formal: a través de 23 proyectos se brindó capacitación en oficios tales como electricidad, carpintería, plomería, etc. para 225 destinatarios directos y 540 indirectos, al tiempo que se ofrecieron 776 talleres de apoyo escolar, alfabetización juegos, arte y liderazgo juvenil. Otros proyectos de educación no formal (colonias de vacaciones, campamentos, biblioteca, escuela de fútbol, acondicionamiento de espacios educativos, etc.) llegaron a 1.560 beneficiarios.

- Desarrollo comunitario: se acompañaron 80 proyectos diocesanos en temáticas de gestión y coordinación, ciudadanía y equidad entre varones y mujeres, que alcanzaron a 117.961destinatarios directos e indirectos. Se desarrollaron procesos de desarrollo en 49 comunidades barriales (comunidades “signo”) y 3 proyectos regionales sobre temáticas de gestión compartida, formación del voluntariado, articulación y animación. Se destaca también la participación en el relevamiento nacionales de Barrios Populares que alcanzó a 810.000 familias en todo el país.

- Emergencias: en 2017 Cáritas brindó asistencia a 15 comunidades diocesanas afectadas por desastres climáticos (inundaciones, incendios, avalanchas). A fin de fortalecer los equipos locales con capacidad para responder ante emergencias, se financiaron 13 proyectos regionales de formación, se realizó un taller latinoamericano y se habilitó un aula virtual para la formación de voluntarios.

- Ayuda inmediata: esta acción que busca dar respuesta a necesidades específicas y urgentes de personas y comunidades en situación de alta vulnerabilidad, es tal vez la más conocida, porque se realiza a través unas 3.500 parroquias, capillas y centros misionales del país. Su alcance es enorme porque un muy alto porcentaje personas sabe que Cáritas es su primer referente a la hora de buscar una respuesta urgente a situaciones de pobreza.

Agradecimiento

En ocasión de dar a conocer el monto final de la Colecta Anual, Cáritas quiere reiterar su agradecimiento a todas las personas que siempre acompañan esta iniciativa solidaria con el esfuerzo de su trabajo y con su contribución económica, tanto desde el aporte personal, como el de las instituciones o empresas que representan.

De modo particular, Cáritas agradece y reconoce también la labor silenciosa de los más de 32 mil voluntarios que día a día acompañan a las familias más necesitadas en todos los rincones del país y que, en cada Colecta, se movilizan para testimoniar cómo se puede cambiar el futuro de tantas personas cuando se asume que “la solidaridad empieza por dar”.

Honrados nuevamente por la confianza que la sociedad deposita en nuestro compromiso con nuestros hermanos más vulnerables, y concientes de todo lo que aún queda por hacer, Cáritas Argentina renueva la invitación a seguir trabajando juntos para construir la patria que queremos, una patria con igualdad de oportunidades para todos.

Nuestros canales de donación quedan abiertos

para colaborar con Cáritas todo el año:

www.caritas.org.ar/sumate - 0810 222 74827

Para más información sobre la Colecta Anual:

www.caritas.org.ar/colecta2018

 

        

     

 

ECOSOL en la feria de Santa María

Integrantes de la red ECOSOL (Economía Social y Solidaria) de Cáritas Argentina participaron en la 25° edición de la Feria Internacional Jubilar del Cooperativismo (FEICOOP) que se realizó en la ciudad de Santa María, en Río Grande do Sul, Brasil, entre el 12 y el 15 de julio. Los participantes forman parte de los equipos de las Cáritas de Corrientes, Oberá, Bahía Blanca, Merlo-Moreno, San Miguel, Quilmes y Córdoba, que llevan adelante distintos proyectos relacionados con el tema.

La primera versión de este gran evento tuvo lugar en 1994 y, con el paso de los años, se ha convertido en un importante espacio de articulación, debate e intercambio de ideas y experiencias de los emprendimientos de la economía social, la agricultura familiar campesina, las agroindustrias familiares, los pueblos indígenas, los trabajadores del campo y de la ciudad, no sólo en el vecino país sino también a nivel de la región (Uruguay, Paraguay, Argentina).

El espacio propone también un amplio cronograma de seminarios, talleres y charlas, que tienen por objeto fortalecer la construcción del Buen Vivir y de una sociedad “socialmente justa, económicamente viable, ambientalmente sana, organizadamente solidaria y cooperativa, políticamente democrática, fortaleciendo la cultura de la solidaridad y la paz, en la certeza de que ‘otra la economía ya sucede’ y ‘otro mundo es posible’".

Experiencias movilizadoras

Como momento de articulación, mediante el trabajo del Foro Brasileño de Economía Solidaria (FBES) y de Foros Regionales y locales de la Economía Solidaria, se motivó y promovió la conciencia de un Comercio Justo así como el Consumo Ético y Solidario en el fortalecimiento de la Seguridad Alimentaria Nutricional Sostenible. Suscriben también prácticas importantes, como la no comercialización de productos con aditivos químicos, agrotóxicos, refrigerantes, ni tampoco bebidas alcohólicas y cigarrillos, para promover el consumo de productos naturales y ecológicos como jugos, caldo de caña, agua potable, mate, alimentación sana y natural, en favor de la Calidad de Vida y Salud de los productores, consumidores y visitantes.

Durante el desarrollo de la Feria se comercializaron artículos de forma directa, “del productor al consumidor”, y se ofrecieron frutas y verduras, gastronomía, bebidas y artesanías en todo tipo de materiales. Con el predio siempre colmado de público, los feriantes celebraron la posibilidad de explicar cómo elaboran sus producciones, intentando dar mayor valor a ese pequeño intercambio de saberes que se genera fortaleciendo las prácticas y las formas del consumo consciente y el trabajo solidario, así como el uso de los bienes naturales.

Los compañeros de la red ECOSOL que tuvieron la posibilidad de compartir estos días de aprendizaje coincidieron en comentar que este viaje fue una experiencia movilizadora, no sólo en lo individual sino también –y especialmente- como grupo, fortaleciendo la idea de que “otro mundo es posible” a través de la organización comunitaria y la autogestión del trabajo.

 

    

     

 

Plan Emaús

Encuentro anual de formación

Del 2 al 4 de agosto en Mariápolis (José C. Paz, Pcia. de Buenos Aires), el Área de Educación de Cáritas Argentina organizó su Encuentro anual de formación con Directores, Referentes Educativos y Asistentes Técnicos Locales (ATLs) del Plan de Inclusión Educativa Emaús. Participaron 82 representantes de todas las regiones del país.

La primera jornada se inició presentando la realidad de la infancia en Argentina y las (in)equidades en el ejercicio de los derechos de niñas, niños y adolescentes, a partir de datos del Observatorio de la Deuda Social Argentina en el período 2010-2017. “Estos números nos interpelaron y entristecieron, son cifras realmente muy duras, que dan cuenta que muchos derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes en la Argentina están vulnerados”, reflexiona Alejandra Etcheves, integrante del Área de Educación de Cáritas. “Pero, en lugar de quedarnos en esta desesperanza, pudimos reconocer cómo estos porcentajes, a partir de la tarea realizada en nuestros espacios educativos  se pueden modificar”.

En ese sentido, agrega Alejandra, “la Coordinadora del Área, Patricia Robledo, compartió con los participantes del Encuentro una descripción muy clara de cómo ponerle una cara esperanzadora a todos estos números”.  Abuelos que van a contarles cuentos a los niños al espacio mientras toman su merienda, mamás que, además de preparar las meriendas, también acercan un libro, son sólo algunas de las prácticas que es posible y necesario seguir fortaleciendo.

El jueves por la tarde, Javier Quesada, subsecretario de Primera Infancia de la Nación y ex Coordinador del Área de Educación, compartió una charla sobre Primera Infancia, mientras que Ana María Martiré –quien acompaña desde hace años a los Becados Terciarios del Plan- trabajó, en la modalidad de taller, sobre el compromiso de la comunidad diocesana ante esta realidad que los desafía a dar respuesta. “Fue muy interesante”, expresa Mónica Moroni, integrante del Área, “porque se plantearon problemáticas y desafíos que son reales y, a través de diversas dinámicas y ejercicios, se pudo ver de qué manera actuar y articular, para poder solucionarlo o, al menos, buscarle una mejora”.

Herramientas para asumir los desafíos

En la jornada del viernes, la Dra. María Lourdes Molina, presidente de la Asociación Civil “Nuestras Manos”, junto a su equipo de trabajo, se refirió a los distintos tipos de violencias y cómo afrontarlas. “A lo largo del día, trabajamos en conjunto herramientas para saber cómo intervenir en situaciones de violencia y maltrato infantil, dentro de las posibilidades que cada grupo tiene. Fue muy movilizante”, describe Mónica.

Por último, el sábado por la mañana, se realizaron dos actividades simultáneas: por un lado, los directores y referentes educativos diocesanos trabajaron con Ana María Martiré sobre el compromiso y la vinculación del director hacia el Plan Emaús. Por el otro, el Área de Educación de Cáritas Argentina se reunió con los Asistentes Técnicos Locales (ATLs) para profundizar en las líneas de acción que se vienen trabajando, las funciones y el rol de cada uno de ellos, en los distintos escenarios, a fin de fortalecer las comunidades. “Fue un encuentro en el cual se renovó el compromiso, en un ambiente de común–unión que nos fortaleció a todos”, finaliza Alejandra.  

 

       

     

 

 

Cáritas Córdoba

Mes de la Solidaridad

En agosto, Cáritas Córdoba llevó adelante el Mes de la Solidaridad, recordando el nacimiento de Santa Teresa de Calcuta. Cada año, la propuesta es invitar a toda la comunidad a recuperar y fortalecer valores que son esenciales para la vida en sociedad. Este año, el foco estuvo puesto en “Cuidar la familia”, una de las cinco Orientaciones Pastorales definidas en mayo pasado en la Asamblea Nacional que guían la labor de Cáritas en todo el país durante este trienio.

“Hace tiempo que venimos pensando en abordar el tema de la familia”, reflexiona Santiago Oliva, director de Cáritas Córdoba, “porque en las cárceles, por ejemplo, vemos que muchas personas que hoy están privadas de su libertad, tuvieron problemas de vínculos cuando eran chicos o en algún momento de su vida. Si no hay vínculos estables, si no hay familia, es más probable que se termine mal, en adicciones, en delincuencia. También lo vemos en las escuelas: los chicos que más desertan o tienen mayores problemas de conducta son aquellos que no viven en un hogar más o menos estable”.

Con esta tradicional campaña, el equipo arquidiocesano invitó “a toda la ciudadanía cordobesa y, en especial, a las instituciones que más influencia tienen sobre la misma, como son los medios de comunicación, instituciones educativas, empresas y otras organizaciones, a realizar gestos y acciones solidarias, como también iniciar procesos sostenidos en el tiempo, donde el encuentro familiar sea transversal a nuestras acciones cotidianas”.

Contagio solidario

La propuesta fue dar visibilidad a los actos solidarios y de encuentro con el otro y compartir un registro fotográfico o en video a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) para contagiar y motivar a otros a hacer lo mismo. También se podía enviar el material al correo electrónico comunicacion@caritascordoba.org.ar.

Diversas iniciativas se fueron sumando a lo largo del mes: por ejemplo, en la Parroquia Cristo Redentor tuvo lugar un espacio de Diálogo Abierto sobre el problema de la vivienda digna en Córdoba y la responsabilidad social. Participaron varios expositores y se presentó, además, el proyecto de mejora de vivienda de la comunidad Camino a San Carlos. Por su parte, en la Parroquia Nuestra Señora de Luján, Colonia Tirolesa, se realizó un Encuentro Comunitario para abordar el tema “Familias: Vínculos, dificultades y desafíos de hoy”. Mientras que el Polo Textil Cáritas Córdoba, junto a voluntarias y socias del Banco de Telas, organizó la producción de gorros y guantes para los niños del merendero “Manchitas”, del Barrio Malvinas Argentinas.

Asimismo, Pastoral Universitaria de la Arquidiócesis, la Universidad Católica de Córdoba, Universitarios en Acción, la UTN y Cáritas Córdoba se unieron para vivir la Semana de la Solidaridad, del 21 al 25 de agosto. Entre las actividades previstas, visitaron las aulas de las facultades para compartir qué los motiva a ayudar a los demás y organizaron una ExpoSolidaria con stands de diversas organizaciones, que mostraron su tarea solidaria a la comunidad universitaria. También llevaron a cabo una Jornada de Experiencia Solidaria, en la que estudiantes y jóvenes profesionales pusieron al servicio de quienes más lo necesitan, los conocimientos adquiridos a través de su estudio: pintar juegos en el patio de una escuela, producir cuadernos, cartucheras y lapiceros mediante técnicas de reciclado, decorar bolsas ecológicas y un taller sobre la importancia del cuidado del medio ambiente son algunos ejemplos de las actividades desarrolladas.

El cierre del Mes de la Solidaridad tuvo lugar el 25 de agosto pasado, con un festival en la plaza Vélez Sarsfield, donde la música, el baile y la alegría fueron protagonistas. “El objetivo de esta campaña es que no sea una acción puntual en un momento del año, sino que se prolongue en el tiempo -reflexiona Santiago-, que se genere una ola de contagio que nos anime a encontrarnos como cordobeses, dejando de lado las distancias y diferencias”. La clave está en que “cada uno encuentre su forma de ayudar, descubriendo sus habilidades para ponerlas al servicio de los demás”, finaliza.