Campaña Solidaria

En esta Navidad la esperanza sos vos

Como todos los años, junto al comienzo del Adviento, Cáritas Argentina lleva adelante su Campaña Solidaria de Navidad, en la que invita a todos los argentinos a compartir solidariamente con los que menos tienen y así sumar su compromiso para construir entre todos una sociedad más justa y más inclusiva.

La campaña, que se está realizando en todo el país bajo el lema “En esta Navidad la esperanza sos vos”, se inició el 2 de diciembre y finalizará el 6 de enero, día de Reyes. Su finalidad es hacer presente algunas de las acciones de promoción realizadas durante el año, fomentar el compromiso y la solidaridad en nuestra sociedad y animar la colaboración sostenida durante el año para animar los numerosos programas que llevamos adelante en todo el país.

Para la animación de la campaña hemos desarrollado materiales en los que vuelven a aparecer rostros e historias de personas y familias que cambiaron su horizonte de posibilidades gracias a los programas de Cáritas. Dichas historias, por otra parte, permiten también visualizar de manera concreta el destino de la ayuda solidaria que vamos recibiendo. Los diversos materiales (spot de radio, piezas gráficas, banners para redes, etc.) se pueden descargar desde nuestra página http://www.caritas.org.ar/navidad2018.htm El spot de TV, desarrollado junto al Canal Orbe 21 del Arzobispado de Buenos Aires, puede verse también [ Aquí ].

En un contexto de dolorosa pobreza y exclusión como el que transitamos, lo que cada uno de nosotros pueda compartir se vuelve más valioso. Por eso queremos destacar que vos también podés cambiar la vida de muchos, haciendo realmente presente el sentido profundo de esta Navidad. Queremos que estas fiestas sean el fin de la espera de un tiempo mejor para muchos hermanos, y que esto suceda porque decidimos juntos compartir lo mejor de nosotros para dar vida a una realidad nueva. Entre todos podemos hacerlo y por eso contamos con tu compromiso. En esta Navidad la esperanza está en vos.

Para colaborar económicamente en esta campaña solidaria desde todo el país, se pueden utilizar los siguientes medios:

Por teléfono:

 0810-222-74827 (al costo de una llamada local)

o a través de nuestro sitio ingresando [ Aquí ]

Con depósito en cheque o efectivo:

Por cheque: a nombre de Cáritas Argentina (no a la orden)

Cuenta Corriente del Banco Nación 38632/92

- sucursal 0085 Plaza de Mayo

A través de depósitos y transferencias bancarias:

CBU 01105995-20000038632921

CUIT: 30-51731290-4

Desde Cáritas agradecemos tu esfuerzo para construir juntos una sociedad más justa y solidaria.

        

     

 

Mons. Carlos Tissera

"Dios nos muestra su amor"

El presidente de Cáritas Argentina, Mons. Carlos Tissera, nos hace llegar su palabra y su saludo con motivo de la próxima celebración de la Navidad. En esta oportunidad su reflexión toma como punto de partida el lema de la Campaña Solidaria de Navidad, fundamentando la esperanza en el amor de Dios por cada uno de nosotros.

Compartimos a continuación el texto completo de su mensaje:

Hermana, hermano,

EN ESTA NAVIDAD LA ESPERANZA SOS VOS.  El pesebre de Belén representa la ternura de Dios. Jesús dedicó toda su vida para nosotros. Por eso decimos que en esta Navidad somos la esperanza. Porque ese Dios que se hizo pequeño, humilde y pobre nos muestra el camino para humanizar este mundo tan vacío de amor, de justicia, de dignidad, de paz y de consuelo.

Muchos han perdido la esperanza, muchos viven en triste soledad, muchos se encuentran rechazados, olvidados o maltratados.

LA ESPERANZA SOS VOS. El Niño de Belén hoy toca la puerta de tu corazón porque quiere nacer en vos. “Yo estoy junto a la puerta y llamo: si alguien oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos” (Apoc. 3,  20) En Navidad celebramos el nacimiento del Salvador. Hemos sido salvados. Hay esperanza para todos. JESÚS ES LA ESPERANZA. Pero vos, yo y cada uno hemos sido llamados por Jesús para ser esperanza del que vive a nuestro lado; esperanza de los que caminamos juntos como un solo pueblo; esperanza de los que peregrinamos pisando esta bendita  tierra argentina. “El que ama a su hermano permanece en la luz y nada lo hace tropezar” (1 Jn. 2, 9)

NACE JESÚS, POBRE ENTRE LOS POBRES.  Él vive en cada ser humano que no tiene para comer, que no tiene con qué abrigarse, que no tiene dónde vivir, en el enfermo, en el que no tiene quién le enseñe bien, en el que sufre el desprecio o el rechazo, en el que padece la injusticia.

JESÚS NACE EN EL PESEBRE. Dios nos muestra su amor tierno y bello, para que nos decidamos a amar como Él nos ama. Fue María, “la que con unos pobres pañales y una montaña de ternura, supo hacer de una cueva de animales, la casa de Jesús” (Papa Francisco)

¿Nos dejamos amar por Dios? ¿Nos dejamos abrazar por su amor misericordioso? De esa manera, el mismo Jesús nos irá transformando en esperanza para los demás.

HOY NACE JESÚS AHÍ. EN ESTA NAVIDAD LA ESPERANZA SOS VOS, que podés tener un amor lleno de ternura con los que te rodean, compartiendo algo tuyo  para que otros, inclusive lejos de donde vives, puedan sentir que viven en un mundo de seres humanos, y no en una jungla, donde rige la ley del “sálvese el que pueda”.

Las campañas de colaboración que Caritas organiza en cada parroquia, en cada diócesis del país, es una ocasión para que puedas experimentar que sos esperanza para otros. Misteriosamente podrás ver que Jesús te sonríe desde su pobre cuna del pesebre.

EN ESTA NAVIDAD SIGUE NACIENDO LA ESPERANZA: JESÚS

EN ESTA NAVIDAD LA ESPERANZA SOS VOS

Querida hermana, querido hermano de cualquier lugar de la Argentina: ¡FELIZ NAVIDAD!

Carlos José Tissera

Obispo de Quilmes

Presidente de Caritas Argentina

    

     

 

A nuestros voluntarios

¡32 mil gracias!

Dicen que “el agradecimiento es la memoria del corazón” y el último Huellas del año es una buena “excusa” para recordar y valorar de manera especial a uno de los pilares esenciales de nuestra misión: las voluntarias y voluntarios de Cáritas. Más de 32 mil personas de todas las edades que ofrecen, día a día, su tiempo, sus conocimientos, su capacidad de escucha y, sobre todo, su amor incondicional.

Los voluntarios desarrollan su servicio silencioso en las Cáritas de las capillas, parroquias y diócesis de todo el país. Son conscientes que todos tenemos algo para brindar a los demás y encuentran en Cáritas el lugar donde canalizar esa convicción. Llevan la Buena Noticia de Jesús a los corazones desesperanzados y, con su testimonio, contagian la alegría de servir a los demás. Recorren los barrios y conocen a las familias más necesitadas por nombre y apellido. Saben sus historias, sus dificultades y acompañan sus esfuerzos por transformar la realidad de exclusión en que viven.

En cada Colecta Anual, los voluntarios son grandes protagonistas y motores de esta movida solidaria. En uno de los videos de la campaña suelen describir con sencillez y gratitud qué significa Cáritas para ellos [ ver el video Aquí ]. También nos comparten el servicio particular que llevan adelante y qué los impulsa a realizarlo. Así conocimos, por ejemplo, a Nadia, Loreley y Gastón, quienes brindan apoyo escolar en Cáritas Parroquial Santa Rosa de Lima (Rafaela, Santa Fe).

Junto a los  más chicos

“Llegué a Cáritas por mis ganas de colaborar, de devolverle a la comunidad las oportunidades que Jesús me dio a mí”, expresa Nadia y Loreley agrega que, mientras estaba con su hijo en catecismo, “pasaron por el curso explicando qué hace Cáritas y me enteré del apoyo escolar. Yo venía trabajando con familias sustitutas en Santa Fe mientras estudiaba allá, así que me interesó muchísimo. Una de las coordinadoras era nuestra catequista, hablé con ella y me incorporé”. Gastón es docente y decidió colaborar “porque puedo aportar mi tiempo para que los chicos vayan progresando en su educación y ayudarlos a superar dificultades”.

En distintos puntos del país existen grupos de Cáritas, donde adolescentes y jóvenes encuentran un lugar donde reunirse, compartir sus preocupaciones y sueños con otros chicos de su edad y, en muchos casos, transformar su vida. Raúl y José, coordinadores del grupo de Cáritas Joven en el Barrio 2 de Abril (Lomas de Zamora, Buenos Aires) describen, con emoción, cómo impacta en los jóvenes participar de estos espacios.

“Los cambia mucho, explica José, hay jóvenes que nos dicen que antes de estar en Cáritas Joven, se levantaban y vivían en la calle, volvían a la noche a la casa. Hoy estudian, trabajan, están más con la familia, se van alejando de la calle. Nos dicen que ahora tienen la necesidad de reunirse y charlar entre ellos”. Por su parte, Raúl remarca: “me gustaría decirle a los jóvenes que se sienten solos, que creen que todo está perdido, que se acerquen a estos grupos, que van a ser bien recibidos y van a ser escuchados”.

Acompañar a nuestros mayores

Irene, Mirta y Elisa son voluntarias de Cáritas parroquial Santa Clara (Jujuy), donde los sábados, domingos y feriados, ofrecen almuerzos y acompañamiento a los abuelos que están solos y no tienen recursos. Un servicio de amor para uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. “Tratamos de conversar con ellos, preguntarles cómo están, visitar a los enfermos. Más que nada, ver las necesidades que tienen”, explica Irene.

Afortunadamente, no están solas en esta tarea ya que varios jóvenes de la parroquia los ayudan a preparar y servir las mesas. “Sería lindo que se sume más gente que pueda prestar, aunque sea su tiempo, para escuchar al otro”, reflexiona Elisa y Mirta afirma que ser voluntario “es hermoso, yo siempre digo que sería lindo que fuera contagioso, como una enfermedad”.

Estos ejemplos se multiplican por todos los rincones del país. En cada parroquia, capilla o centro comunitario, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, ponen su corazón a disposición de quien más los necesita. Con alegría y sencillez. Convencidos que la solidaridad empieza por dar. A todos y a cada uno en particular, un ¡muchas gracias! enorme y que María de Luján, Patrona de Cáritas, los siga bendiciendo en su vida y su labor.

 

       

     

 

 

Cáritas

Las pequeñas gotas que forman

un océano

A todos nos ha pasado que, un día de estos en casa, de pronto nos quedamos mirando el pesebre junto al arbolito y nos decimos admirados “ya casi estamos en Navidad!”. Un nuevo año nos sorprende con su llegada y casi sin darnos cuenta empezamos a pensar en todo lo que nos trajo este 2018 que ya se termina.

Sucede que, cuando hay mucho para hacer, parece que el tiempo pasara más rápido y en ese devenir perdemos un poco la dimensión de todo lo que pudimos lograr juntos en nuestra cotidiana tarea de servicio a nuestros hermanos más necesitados. Por eso es bueno hacer un alto para recordar, valorar y agradecer.

El comienzo del año nos encontró trabajando codo a codo con varias comunidades del norte del país para dar respuesta a las consecuencias de las fuertes lluvias que generaron inundaciones, corte de rutas y emergencia sanitaria. Este año hemos acompañado también el trabajo de registro e integración de barrios populares en contextos urbanos, tarea que se coronó con una ley que favorece la posesión de la vivienda propia a miles de familias. Y, como siempre, fuimos brindando en todo el país numerosos talleres y encuentros de acompañamiento con el fin de lograr el desarrollo de las personas a través de la educación, el cuidado de la primera infancia, la capacitación laboral, la superación de adicciones o el desarrollo de micro emprendimientos productivos, por nombrar sólo algunas áreas.

En nuestra vida institucional, en abril realizamos XV Encuentro Nacional y XIX Asamblea Federal de Cáritas Argentina, en los que participaron casi 500 representantes de las Cáritas de todo el país. El encuentro fue el resultado de un profundo trabajo de reflexión realizado en todas las comunidades que culminó, por así decirlo, con la proclamación de las orientaciones pastorales que marcarán nuestra labor durante los próximos años.

La Colecta Anual fue otro de los acontecimientos que destacaron en el conjunto del 2018. El lema en esta oportunidad fue “la solidaridad empieza por dar” y acompañó el testimonio del trabajo que vienen realizando las comunidades de Cáritas Jujuy. La Colecta es siempre una acción pastoral muy importante en todo el país porque permite “mostrar” las acciones de Cáritas, moviliza a las comunidades para dar testimonio de su trabajo y permite recaudar fondos para sostener los múltiples programas de promoción que se llevan adelante el resto del año. Como es habitual, la rendición de lo recaudado se  realizó puntualmente el 26 de agosto, día de la Solidaridad.

En el contexto más amplio de Cáritas Internationalis, este año seguimos acompañando activamente la campaña “Compartiendo el Viaje” que el Papa Francisco lanzó desde Roma en 2017, para promover espacios y oportunidades de integración para migrantes y refugiados.

Para tal fin, nos unimos a la Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes de la Conferencia Episcopal Argentina para difundir esta campaña, que ya viene realizando numerosas actividades por todo el mundo y que se comparten con el hashtag: #sharejourney. El 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, Cáritas y el Papa Francisco invitaron a realizar una “Comida Compartida” con  refugiados, que fue replicada también en nuestro país. Y, finalmente, el 1 y 2 de diciembre acompañamos la Colecta Nacional del Migrante y Refugiado.

Cerramos el año respondiendo con entusiasmo a otra iniciativa del Papa, La Jornada Mundial de los Pobres, la cual animamos con distintos materiales audiovisuales, como afiches y un spot de TV. Y, llegamos así al 2019, con nuestra Campaña Solidaria de Navidad en la cual, contemplando el misterio de la Encarnación de Jesús, tenemos presente también que los pobres no se toman vacaciones de su pobreza.

Estos son apenas unos ejemplos de lo que hemos vivido y damos gracias a Dios por todo lo que logramos hacer juntos. Aunque en más de una ocasión podemos llegar a sentir que nos falta mucho, tenemos muy claro que hasta la ayuda más pequeña puede ser todo para quien no tiene nada y que, parafraseando a Santa Teresa de Calcuta, aunque sean pequeñas, podemos llegar a  formar un océano sumando juntos muchas gotas de agua.

Que esta Navidad, el Niño Jesús acaricie nuestro corazón con su mirada para hacernos más sensibles y más humanos, para que podamos disfrutar de la paz que brota de esa justicia en la que no hay excluidos y así construir entre todos la sociedad que anhelamos.

Con estos sentimientos les deseamos, a ustedes y a sus familias, una muy feliz Navidad y un 2019 lleno de bendiciones.