13 y 14 de junio

Colecta Anual de Cáritas

En el contexto de la pandemia de Covid-19, la tradicional Colecta de Cáritas es una ayuda invalorable para “el día después” de la emergencia.

El próximo 13 y 14 de junio se realizará en todo el país la Colecta Anual de Cáritas, esta vez en un contexto de distanciamiento social y de diversas restricciones preventivas impuestas por la pandemia de Coronavirus.

 

No obstante, en estos tiempos tan difíciles donde todos necesitamos de todos, la Colecta es una invitación concreta para crecer en conciencia social y promover el compromiso ciudadano. Desde esta perspectiva, a pesar del distanciamiento social, el acontecimiento de la Colecta se convierte en una oportunidad privilegiada para el encuentro solidario.

 

Tal como informamos periódicamente, el dinero recaudado ayudará a sostener durante todo el año, muchos proyectos e iniciativas que tienen por objetivo la promoción humana y la integración social, que se están desarrollando en más de 3.500 Cáritas parroquiales de todo el país.

 

Este año, en particular, la Colecta se convertirá en un aporte invalorable para poder sostener el trabajo durante "el día después" de esta emergencia, cuando llegue el tiempo de recomponer entre todos las consecuencias sociales y humanas de la pandemia, acompañando a las personas y familias en su esfuerzo por reconstruir sus vidas. Será un camino largo para el cual nos estamos preparando.

 

Porque, cuando pase la emergencia y como sociedad podamos distendernos, cuando lo urgente deje de ocupar el centro de nuestra atención y se vayan retirando los dispositivos de ayuda inmediata de los barrios más humildes, allí seguirán estando los voluntarios de Cáritas acompañando a las familias más golpeadas por esta situación, para brindarles la contención, la ayuda material y el acompañamiento espiritual que tanto esperan. Para eso, precisamente, necesitamos el apoyo solidario de todos en esta Colecta.

 

Tu generosidad aumenta la esperanza

 

Este año la Colecta estará animada por el lema "Tu generosidad aumenta la esperanza", el cual, en los tiempos de incertidumbre y dolor que transitamos, adquiere una connotación particular.

 

Así lo entiende Mons. Carlos Tissera, Presidente de Cáritas Argentina, al afirmar que: “la Colecta nos brinda la oportunidad de renovar nuestra generosidad y, de ese modo, fortalecer la esperanza, motor que reaviva las potencialidades de todo ser humano”. Destacando el papel de la solidaridad, Tissera recuerda que “es Dios mismo quien nos anima, ya que Él llama a cada uno para dar generosamente la vida por los demás. Así son los senderos del amor verdadero. El amor sostiene la esperanza y da vigor a la fe. Que toda la comunidad cristiana pueda sentir que todos somos Caritas”.

 

Al referirse a la realidad que transitamos, el Obispo opina que “todo nos hace presumir que la situación económica del país será mucho más dura y dolorosa en el tiempo post-pandemia. Es uno de los motivos por los que debemos invitar a una mayor generosidad”. Y concluye con un fuerte llamado a la esperanza: “No nos dejemos apabullar por el mal ánimo. `No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien´, dijo citando a San Pablo (Rm. 12, 21).

 

Cáritas es amor en obras

 

El principal desafío de Cáritas es llevar asistencia, esperanza y oportunidades, para la promoción humana y el desarrollo comunitario integral. Por eso, desde el comienzo de esta emergencia, duplicamos los servicios alimentarios (bolsones de alimentos, comedores y merenderos) y llevamos adelante múltiples acciones para crear y reforzar dispositivos sanitarios no hospitalarios, favorecer el acceso a los ingresos económicos, de las familias, tejiendo múltiples alianzas para potenciar los distintos mecanismos de asistencia e impulsando campañas de desarrollo de recursos que permitan sostener  este enorme esfuerzo en todo el país. Todo esto gracias al aporte de miles de voluntarios y de muchos donantes solidarios a quienes agradecemos de corazón

 

Creemos en la solidaridad, en la educación y en la cultura del trabajo como elementos centrales para superar las situaciones de pobreza y las desigualdades que genera la actual pandemia. Por eso, la Colecta es una invitación a compartir, no sólo nuestros bienes, sino también nuestros anhelos de construir un futuro pleno de esperanza para muchos hermanos.

 

En esta Colecta Anual contamos especialmente con tu colaboración.

 

     www.caritas.org.ar/sumate

 

Por primera vez Cáritas centrará la Colecta
en las donaciones digitales

Debido a las restricciones derivadas de la emergencia sanitaria, este año la Colecta se animará principalmente a través de medios virtuales.

Cáritas Argentina anunció el lanzamiento de la Colecta Anual 2020, que se realizará en todo el país el sábado 13 y el domingo 14 de junio, bajo el lema “Tu generosidad aumenta la esperanza”. Este año, por primera vez en la historia de la organización, las estrategias de animación y de recolección de fondos se basarán en las redes sociales y plataformas digitales de donación, con el fin de equilibrar el tradicional formato presencial, actualmente afectado por las restricciones sanitarias implementadas por la pandemia de Covid-19.

 

Aunque se mantendrán los conocidos sobres y urnas para quienes deseen acercarse a las parroquias y colaborar de forma física, dentro de lo permitido y con todos los cuidados recomendados, la campaña 2020 estará a tono con el distanciamiento social vigente para evitar contagios. Por tal motivo, Cáritas buscará potenciar la difusión del mensaje solidario en redes sociales y medios de comunicación.

 

Enorme desafío: canalizar las donaciones vía digital

 

“Necesitamos muchos, muchísimos más recursos para tantas urgencias de familias y hermanos nuestros de todo el país, multiplicadas por la situación planteada por el coronavirus y su consecuente impacto económico en todos los niveles de la sociedad”, destacó Mons. Carlos Tissera, Presidente de Cáritas Argentina. “Vivimos un momento inédito”, en el que “el aislamiento social, preventivo y obligatorio nos impide realizar lo que hacemos todos los años, como las salidas por las calles y lugares públicos para promocionar la Colecta. Asimismo, la ausencia de los alumnos en los colegios y la asistencia de los fieles a los lugares de culto, limitan mucho nuestros acostumbrados modos de motivar y animar a la sociedad en general. Esto nos lleva a agudizar nuestro ingenio para crear todos aquellos instrumentos que visualicen la colecta”.

 

El Presidente de Cáritas afirmó que “la mejor publicidad de la Colecta son el despliegue y servicio que se dan hoy en los barrios, pueblos y ciudades, en medio de los más necesitados. De ellos aprendemos eso de lo que nos habla el lema: Tu generosidad aumenta la esperanza”. Y destacó que “mostrar las acciones que se llevan a cabo con las obras, lejos de ser una vanagloria, debe ser una manera de expresar nuestra fe. Los buenos ejemplos arrastran, decimos habitualmente. No escondamos la luz de las buenas obras, que nos hacen sentir el propósito de nuestras vidas”.

 

Tissera realizó, de este modo, un llamado a la esperanza: “No nos dejemos apabullar por el mal ánimo. `No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien´, dijo citando a San Pablo (Rm. 12, 21). Y concluyó: “Pongamos manos a la obra para organizar la Colecta Anual 2020. Dios mira, no tanto los resultados, sino el amor con que hacemos lo que nos toca hacer”.

 

Todos podemos ser Caritas

 

La difusión de la Colecta se realizará a través de distintos medios de comunicación social (nacionales, locales, audiovisuales e impresos) y, principalmente, a través de medios digitales como las páginas web y las redes sociales. Para tal fin, junto a su sitio www.caritas.org.ar, Cáritas ha preparado un micrositio en www.caritas.org.ar/colecta2020 para la comunicación de contenidos y la descarga de materiales de animación.

 

Asimismo, ha desarrollado una campaña que se desplegará a través de sus redes:

- Facebook: https://www.facebook.com/caritasargentina/

- Instagram: https://www.instagram.com/caritasargentina/

- Twitter: https://twitter.com/CaritasAR

Esta campaña estará identificada con los  hashtag  #colectacaritas2020#somoscaritasarg con el fin de destacar su presencia.

 

En estos momentos de tanta necesidad material y afectiva, Cáritas convoca a todas las personas de buena voluntad que deseen colaborar e invita sumarse activamente a estas campañas virtuales. Pueden hacerlo descargando materiales de animación desde el micrositio para compartirlo con sus amigos y –también- reproduciendo los posteos de la Colecta para replicarlos en sus propias redes, con el fin de viralizarlos. Es una manera muy sencilla de hacer un gran aporte concreto, con el fin ayudar a quienes más están sufriendo las consecuencias de la pandemia. 

 

¿Cómo colaborar económicamente con la Colecta?

 

En el contexto de la emergencia sanitaria los canales de donación por medios virtuales o telefónicos se convertirán en la principal fuente de ingresos de la Colecta 2020. Para tal fin, Cáritas ha habilitado distintas opciones:

 

- Para hacer tu donación por tarjeta de crédito, débito, CBU, Pagomiscuentas o Mercado Pago podés hacerlo ingresando a nuestro sitio:

 

www.caritas.org.ar/sumate

 

- Tarjetas de crédito: Visa, American Express, Mastercard, Argencard, Cabal, Coopeplus, Diners, Italcred, Tarjeta Naranja y Tarjeta Nativa.

- Tarjetas de débito: Visa Electron

- Débito automático en cuenta, a través de CBU

 

- Telefónicamente, podés llamar  desde todo el país al

0810-222-74827

(al costo de una llamada local)

 

- También está habilitada la donación vía transferencia o depósito bancario a nombre de Cáritas Argentina en las siguientes cuentas corrientes:

 

Banco Nación 38632/92 (sucursal 0085 Plaza de Mayo)

CBU 01105995-20000038632921 – CUIT: 30-51731290-4

Alias: AGUJA.RIMA.CUBA

 

Banco ICBC: 0546-02000042/42

CBU: 01505467-02000000042422

Alias: MEDIA.TIRA.ENERO

 

- Para la recepción de donaciones en efectivo se repartirán sobres y se desplegarán alcancías o urnas en parroquias, capillas, centros misionales y en algunos espacios públicos, de acuerdo las posibilidades sanitarias de las

 

Por home banking:

- Pagomiscuentas: Desde el home banking, acceder a Pagos y Transferencias que llevará a www.pagomiscuentas.com. Allí ingresar a “Cáritas” en el buscador y luego cargar los datos requeridos

 

- Santander: Ingresar al home banking y seleccionar Transferencias.

Elegir el importe a donar e ingresar el alias: caritas.rio7546.

Luego confirmar la operación
  

 

Hoy más que nunca,
otra Economía es Posible

Ante la falta de trabajo y la imposibilidad de inserción en el mercado laboral, Cáritas anima redes solidarias e impulsa el compromiso de “otra economía” centrada en las personas.

En este gran escenario nacional y excepcional que estamos atravesando –la pandemia del Covid19- las problemáticas de falta de trabajo, imposibilidad de inserción al mercado laboral formal, falta de acceso y oportunidades, que ya existían, se agravaron exponencialmente. Desde el Área de Economía Social y Solidaria (ECOSOL) de Cáritas Argentina, se anima la idea de pensar en “otra economía”, donde el centro esté puesto en la vida de las personas, haciendo énfasis en cómo solidariamente se construyen relaciones sociales y de satisfacción de necesidades más justas. En este contexto, esta crisis es una oportunidad para repensar las acciones.

 

Fue así como, en cada uno de los territorios, los pequeños productores y micro emprendedores se fueron organizando valiéndose, en la medida de las posibilidades, de la tecnología y apelando a esa creatividad que nace cuando existe la certeza de “hacer eso posible”. De este modo, van surgiendo las respuestas a necesidades concretas que van  fortaleciendo los diferentes emprendimientos. A continuación, compartimos algunas de ellas:

 

  • Generación de circuitos cortos de comercialización, con esto se permite que algunos productores se organicen para generar abastecimiento local en el propio barrio, diseñando sistemas sencillos de difusión a través de whatsapp, carteles y mesas expositoras en la vereda o ventana de sus casas.

  • Las emprendedoras textiles, independientemente de lo que hacían, se reinventaron y comenzaron a confeccionar barbijos, batas, ambos, sábanas, delantales, etc. En algunas Cáritas diocesanas incluso, donde funcionan bancos de telas, se pudieron concretar compras mayoristas de telas para repartir entre todas y así fomentar la producción.

  • Los gastronómicos también pudieron aprovechar esta instancia para ofrecer sus servicios a comedores, Municipios y también, brindando opciones para aquellas personas que se quedaron en casa.

  • En todos los casos, se aprovecharon las redes sociales y los contactos personales no sólo para la promoción de la compra, sino también para difundir en general a todos estos pequeños emprendimientos rurales y/o grupos conformados en cooperativas, para asegurar que el movimiento territorial y la cadena productiva se pueda mantener.

Tal como expresan desde ECOSOL, “toda crisis puede ser un gran caos o una muy buena oportunidad. Desde la economía social fuimos por la segunda opción, con la clara decisión de seguir profundizando en lo que ya venimos diciendo y sosteniendo. Esta vez, probando con esa popular frase que dice: si queremos resultados distintos, tenemos que hacer las cosas de forma distinta”.

 

“Nadie se salva solo”

 

En ese sentido, destacan la importancia de replantearse cómo cuidamos la vida, la tierra, cómo accedemos a los bienes básicos (como el agua, la tierra, los alimentos, el hábitat) para el desarrollo de la vida, cómo establecemos relaciones y vínculos con quienes producen y con quienes necesitan comprar. “Es momento de volver a hacernos esas preguntas –sostienen- para al menos intentar que esas relaciones sean más justas y no especulativas, que no reproduzcan más desigualdades sociales y pobreza sino todo lo contrario”. Para ello, hay algunas cuestiones fundamentales tales como:

  • Democratizar el mercado pues otra economía es urgente, posible y necesaria. Por eso el llamado del papa Francisco a Emprendedores y Economistas a trabajar por una economía con alma, que no mate sino que posibilite el desarrollo humano.

  • Un Estado que genere políticas públicas superadoras y con conducciones de administraciones más ágiles.

  • La organización de la sociedad hacia acciones que tiendan a incidir (decir y ser escuchados). Y es en esto que Cáritas con todas sus áreas ya tenemos un camino andado y por andar. En el caso del área de Economía Social y Solidaria muestra de ello es la Red Ecosol (Red de Economía social y solidaria de Cáritas) que reúne, aglutina y trabaja articuladamente en más de 20 diocesanas y territorios de todo el país.

Para quienes animan la Economía Social y Solidaria “nuestra ética como hermanos, hijos de Dios y trabajadores de esta economía, no puede olvidar que la tierra clama de dolor y nos lo está haciendo saber. La gran elección del momento es que nadie se salva solo y que la salida es con otros”, concluyen.

 

Cáritas Mendoza

Los gestos de cuidado hacia
los hermanos privados de la libertad

Cáritas Mendoza brinda un servicio de promoción humana en los centros penitenciarios que, en la emergencia sanitaria, adquiere una significativa relevancia.

En el contexto de la pandemia que afecta a todos los sectores de la sociedad, Cáritas Mendoza continúa su tarea de acompañar y brindar asistencia a uno de los sectores más vulnerables y particularmente expuestos al contagio: las personas privadas de su libertad.

 

El Director de Cáritas Mendoza, Diácono David Masman, explica que en estos días “como un gesto de cuidado hacia nuestros hermanos privados de la libertad, estamos haciendo llegar a los complejos de Boulogne Sur Mer, Complejo San Felipe y Unidad 6, Complejo Almafuerte, Unidad de mujeres y Unidad de Almafuerte II, la donación de 500 litros de lavandina, 500 jabones de tocador y 500 rollos de papel higiénico, además de ropa y alimentos para quienes no reciben visitas de sus familiares”.

 

Por otra parte, destaca que “trabajamos también con las familias de las personas privadas de la libertad a través de las Caritas Parroquiales, generando vínculos de cercanía como  una manera de cuidarlas, sostenerlas y acompañarlas”.

 

Los comienzos

 

Estas acciones no son iniciativas puntuales, sino la continuidad de un proceso de trabajo que se inició en 2014, cuando el equipo arquidiocesano entendió que, junto a los servicios que animaban las parroquias, debían “fortalecer el espacio que ocupa la vida de los hermanos que están privados de la libertad, y de sus familias e hijos”.

 

Fue así como, recuerda David, “se inicia la primer mesa de trabajo en los espacios de los talleres protegidos que dependen de la Dirección de Promoción del Liberado. En esa oportunidad fue en el Hogarcito de Belén, junto con Desarrollo Social de la Nación, la Suprema Corte de Justicia y Caritas Mendoza, a raíz de la creciente problemática vinculada a los contextos de Encierro. Los niños que asisten a este espacio educativo son casi 30”, destaca.

 

La iniciativa fue creciendo y, a través de un convenio con la Universidad Nacional de Cuyo, se comenzó a acompañar a personas privadas de la libertad con becas universitarias, al tiempo que se ofrecieron talleres de formación en el ámbito del RAM (Régimen Abierto de Mujeres) y se puso en marcha un taller para la fabricación de osos de peluches en el penal de San Felipe.

 

Al año siguiente se firmó un convenio para formalizar el espacio de Talleres Protegidos del Hogarcito, en el cual, además de brindar formación educativa a los niños, se capacita a las Madres en el rubro textil. David explica que “este grupo de mujeres está vinculado al contexto de encierro de sus parejas o son mujeres que se encontraban en prisión domiciliaria. Caritas Mendoza provee las maquinarias textiles e insumos necesarios para la formación buscando lograr, tanto la inclusión laboral como evangelizar sus vidas, acercando a sus corazones la caricia de Dios que las ama”.

 

En ese contexto, a través de la Capellanía Mayor, se comenzaron también a impulsar talleres en las unidades penitenciarias y se acompañaron emprendimientos para ayudar a las personas que recuperaron la libertad. Como proyectos concretos, Cáritas Mendoza entregó hornos de cocina, materia prima para la elaboración de panificación y venta de artículos de limpieza, y organizó talleres de panificación y costura, a fin de facilitar el sustento y la inclusión social de los liberados y sus familias.

 

Un trabajo integral

 

Con la experiencia del camino recorrido, en 2018 Cáritas convocó a la primera reunión de “Promoción Humana en contexto de encierro”, a la que asistieron el responsable de la Dirección de Promoción del Liberado y un grupo muy numeroso de voluntarios de las diferentes unidades penitenciarias, con el objetivo de coordinar respuestas integrales.

 

Como resultado, se organizaron trabajos en equipos y se ajustan los protocolos para ingresar donaciones y para la presentación de proyectos en unidades penitenciarias. También se sumó a la Cooperativa de Trabajo Germinar, integrada por personas que han recuperado la libertad, se acompañaron emprendimientos particulares y se gestionaron becas para continuar los estudios universitarios, con el fin de facilitar la posterior reinmersión social.

 

Estos son sólo algunos de los logros alcanzados en este sostenido proceso de trabajo de Cáritas Arquidiocesana, en conjunto con la Capellanía Mayor. Esta tarea de acompañamiento no se detiene: “en el año en curso hemos seguido fortaleciendo con proyectos las unidades penitenciarias que lo han solicitado, bajo la modalidad de proyectos de capacitación y autogestionados” completa David.

 

Gracias a este esfuerzo, las personas privadas de su libertad en el ámbito de Cáritas Mendoza cuentan con una contención fraterna que supera cualquier aislamiento. Porque la certeza de saber que un grupo de voluntarios está cerca de ellos y de sus familias, acompañándolos en este presente y los anime a proyectar un futuro, es un estímulo invalorable que agradecen de corazón.