Cáritas Argentina

Emergencia

CÁRITAS SIGUE TRABAJANDO EN LAS EMERGENCIAS

La ayuda que más ayuda es aquella que se organiza

Ante las situaciones de emergencia que vivimos en los meses anteriores, Cáritas (en sus distintos planos, parroquiales, diocesanos, regional y nacional) sigue acompañando a las familias afectadas en distintos puntos del país.
Recordemos que en la segunda semana de enero, las intensas lluvias,  tormentas eléctricas y vientos fuertes provocaron el crecimiento y desborde de arroyos y ríos en zonas inundables ocasionando calles totalmente anegadas, corte de rutas, localidades aisladas, totalmente evacuadas, evacuados y autoevacuados en la Región Litoral.
En esos días se sucedieron precipitaciones  que generaron inundaciones que afectaron sobre todo a las diócesis de Rosario, Paraná, San Nicolás y Venado Tuerto. Hubo también,  cerca de un millón de hectáreas anegadas en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.
Desde las Cáritas, nacional, diocesanas y parroquiales, los equipos de MAGRE (Medio Ambiente, Gestión de Riesgos y Emergencias) recorrieron las zonas afectadas, realizando evaluación de los daños y necesidades para poder conocer el estado de situación y se articuló con otras organizaciones de la sociedad civil, como Cruz Roja y Defensa Civil. En muchos casos, los salones parroquiales y las escuelas fueron utilizados como centros de evacuados.
Se cocinaron y prepararon viandas para repartir en los centros asistenciales y a las personas que estaban en los techos. También se ayudó a limpiar algunas casas de aquellas personas que regresaban. A muchos damnificados se les entregó colchones, frazadas, toallas, alimentos, ropa y calzados.
Además, se realizaron campañas desde las diócesis, pensando en “el después” (el regreso y reconstrucción de la casa) y para ello se solicitó: agua mineral, lavandina, detergente, trapos de piso, repelente para mosquitos, pañales para niños, artículos de higiene personal (papel higiénico, toallitas femeninas, etc.), sábanas, toallas y vajillas, ente otros.
Hoy, las Cáritas diocesanas y parroquiales, junto a la gente están en la etapa de la reconstrucción de las viviendas afectadas y reposición de lo que se llevó el agua: utensilios, muebles, chapas, ropa de cama, y todo lo que se requiere para una vida digna.
Alud en Jujuy
En los mismos días de enero, se produjo una crecida y desborde del Río del “Medio” provocando un alud, con acumulación de sedimento y rocas entre las localidades de Bárcena y Volcán, afectando también a la localidad de Tumbaya.
El foco del desastre fu la localidad de Volcán, la totalidad del pueblo, casas y calles, estuvo bajo lodo y contaminado por cal y cloacas. Las rutas entre Volcán y Tumbaya fueron cubiertas por el alud, esta zona se encontraba bajo lodo de hasta 3 metros de altura. En esos días se articuló, desde Cáritas, con áreas de seguridad del Gobierno y Defensa Civil.
El equipo MAGRE de Cáritas Jujuy realizó presencia solidaria dando respuesta a las necesidades inmediatas, trasladando mercaderías, verduras, etc. La Capilla funcionó como comedor preparando desayuno, almuerzo, merienda y cena, destinado al pueblo en general, calculándose 200 personas en forma estable más otras 200 que se acercaban eventualmente.
Actualmente se encuentran trabajando en la reconstrucción del pueblo, el Ejército es quien hoy pone la mayor mano de obra y colaboran distintas fuerzas de la comunidad. Un salón de la Iglesia del pueblo, sigue siendo el comedor para los que trabajan en la zona y aún hay 12 familias evacuadas que continúan albergados allí.

Share on Facebook65Tweet about this on TwitterGoogle+0Share on LinkedIn0