Cáritas lleva adelante su acción solidaria en todo el país gracias al trabajo desinteresado de más de 32.000 voluntarios. En Cáritas, el voluntariado es mucho más que una opción personal: es una vocación de servicio que se funda en el amor a Dios reconocido en el prójimo y en el claro compromiso con el bien común.

Esta vocación se alimenta y profundiza a través de la mística compartida, el esfuerzo silencioso y el trabajo cotidiano perseverante, capaz de afrontar y acompañar las dolorosas situaciones de exclusión que se presentan.

Ser voluntario no es una manera de hacer sino de vivir. Si sentís ese llamado en tu corazón y estás dispuesto a asumir el compromiso de trabajar en comunidad, podés acercarte a la parroquia de tu barrio para conocer las tareas que se realizan. Allí podés  ponerte al servicio del grupo de trabajo, desde el don o talento personal que puedas ofrecer, para acompañar a quienes más lo necesitan.

Conocé el testimonio de algunos voluntarios de Cáritas [Clic aquí]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.